Visitas gratuitas a la torre de Santa María 2021

Torre mudéjar de la colegiata de Santa María de Calatayud

Se sitúa entre el claustro y el ábside, al que queda adosada. De planta octogonal con contrafuertes en las esquinas, al exterior se divide en cinco cuerpos mediante otras tantas impostas aunque, decorativamente hablando, se distinguen dos etapas constructivas, la primera correspondiente a los dos primeros cuerpos y la segunda a los tres siguientes. A ellos hay que sumar el grandioso chapitel dieciochesco que la corona.

El estado actual de la torre de la colegiata de Santa María de Calatayud, como es habitual en otros monumentos religiosos, es el resultado de un largo proceso de construcciones y reformas, llevadas a cabo a lo largo del tiempo.

En su parte inferior, podría datarse entre 1409 y 1412; con el segundo cuerpo se duplica la altura original y se potencia la impresión visual mediante una impostura que lo divide en dos, y correspondería al siglo XVI; todavía sufriría dos recrecimientos más, el primero añade un nuevo cuerpo de escasa altura y de vanos pequeños, dos por cada lado del octógono, este tramo se situaría cronológicamente como colofón de la nueva fábrica clasicista en 1615, el segundo y último recrecimiento es un pequeño cuerpo con un óculo en cada lado que sirve como zócalo al chapitel en el siglo XVIII. Actualmente sus monumentales 70 metros le otorgan el privilegio de ser la torre mudéjar más alta de Aragón.

Tiene la parte inferior hueca dando lugar a una capilla de acceso a la colegiata, cubierta con una bóveda hemisférica por aproximación de hiladas, que nunca fue pensada para ser vista, sino para soportar la torre interior.

El acceso a la torre se realiza por una escalera de caracol entre ésta y el claustro que nos lleva hasta unos nueve metros de altura sobre la bóveda citada. A partir de aquí, y hasta el cuerpo de campanas, tiene estructura de alminar, con machón central octogonal y hueco que apoya sobre la bóveda. Se entra a la torre por un vano en arco de medio punto, a la derecha del cual se inician las escaleras en sentido contrario a las agujas del reloj como es normal en este tipo de construcciones.

La caja de escaleras tiene una anchura de metro y medio aproximadamente y presenta cuatro peldaños por tramo, lo que la hace espaciosa y cómoda para transitar por ella. Se abovedan estos tramos con bovedillas por aproximación de hiladas. Las bovedillas, una por tramo, tienen diez hiladas de altura y son de forma trapezoidal.

En su parte exterior la torre está completamente decorada, tanto en sus caras como en los contrafuertes y desde la parte baja hasta el chapitel. La base comparte una sencilla, pero interesante, decoración con el ábside al que se adosa.

Publicado en Sin categoría.